Martín y Paolo, palabra autorizada

Paolo Quinteros y Martín Leiva son amigos hace muchos años. Su amistad fuerte arrancó cuando fueron compañeros en Boca y festejaron juntos en la Liga Nacional. Eran más jóvenes, promediaban los 20 años, pero su vínculo se mantuvo y profundizó con el tiempo. “Los dos queríamos volver a jugar juntos y este año hicimos lo posible para que así sea. Nos enojamos a veces adentro de la cancha, pero queda ahí y disfrutamos ser compañeros”.

Son jugadores de gran trayectoria y presente en la Liga Nacional con presencia destacada también en la Selección Argentina, donde disfrutaron unidos de lindos momentos”.

Martín y Paolo

INICIO EN EL BÁSQUET, LOS PRIMEROS PASOS

Martín: “Empecé haciendo deporte a los 6 años, mi mamá me mandó a natación y básquet, pero obviamente lo hacía como un hobby. Yo estuve en una época importante de Ferro, pero no era un fanático del básquet. Con el correr del tiempo, a los 15 años crecí mucho en un año y ya me empecé a mentalizar y quería llegar. Yo ya estaba con la cabeza puesta ahí y lo comencé a vivir con más intensidad. A esa edad ya vivía en el club y me fui poniendo metas, después vino León Najnudel que me ayudó muchísimo y pegué el salto a la primera”.

Paolo: “Comencé a jugar a los 5 años en el Club La Armonía en Colón y ya me gustó el desafío de meter la pelota en el aro. Después fue creciendo el entusiasmo, también me gustaba mucho el fútbol, pero me incliné por el básquet. Después fui creciendo y a los 16-17 años ya sabía que quería dedicarme a esto. A los 17 fui a varios clubes a entrenar y probarme. Estuve en un campus en Boca también, pero no tuve suerte y no me tomaron. Yo sabía que terminaba la secundaria y me metía de lleno en el básquet. Pasé a La Unión y arrancó mi carrera profesional”.

CAMBIO EN SUS CARRERAS, MOMENTO CLAVE

Martín: “En la Selección Argentina Sub 21, viajé a Japón para jugar el Mundial y tuve un golpe fuerte porque me rompí la rodilla. Pero eso lo tomé como fue y me sirvió porque entrené muchísimo en mi físico. Fue un click, potencié lo que me pasó de la lesión que fue muy mala por toda la expectativa que le había puesto al Mundial, y me puse a trabajar y mejoré muchísimo físicamente para después ir a Boca. Yo era muy flaco y todo ese tiempo lo usé para entrenar sobre eso”.

Paolo: “Era muy joven y pasé un momento muy complicado con el conflicto que tuve en La Unión para jugar en otro lado. A los 20 años viví una situación de mucha presión que me llevó a pensar en no jugar más al básquet. La cabeza me explotaba y la pasé muy mal. Apareció Sergio Hernández, que estaba en Estudiantes de Olavarría y me dio tranquilidad para ir al club. Me fui con el conflicto a cuesta pero fueron muy buenos esos años porque fue mi inicio en la Liga Nacional, me sentía muy cómodo y me fue muy bien a mí y al equipo. Después fui a Uruguay para destrabar el conflicto del pase y me terminé quedando porque gané confianza y experiencia. De ahí pasé a Boca y viví muy buenas temporadas en el club. Yo ya tenía la cabeza puesta en jugar en España y conocí a mi representante, Nino Burgan, que fue clave en mi carrera”.

JUGADORES GANADORES

Martín: “Yo no tuve tantos jugadores que me marcaron y me tuve que ir haciendo. Yo a los 21 años ya era titular en Boca. Para empezar a ganar se comienza por una gran derrota como la que sufrimos frente a Atenas y perdimos la final (2002-03). Tal vez si no hubiéramos perdido no habríamos ganado al año siguiente (2003-04). Sin dudas hay que trabajar mucho para ganar cosas”.

Paolo: “Tuve la suerte de jugar de joven con compañeros que siempre querían más. Eran jugadores de mucha jerarquía que siempre querían más y te van preparando. Cuando ganás algo le vas tomando el gustito. Te vas dando cuenta que para ganar te tenés que preparar, entrenar. Para llegar a tener mentalidad ganadora la vas preparando y hay que trabajar”.

leiva-quinteros

PREPARACIÓN PERSONAL

Martín: “Con el tiempo van cambiando cosas y nuestro físico también. Soy un privilegiado por el cuerpo que tengo y no sufrí muchas lesiones. Ahora con 35 años me tengo que cuidar mucho más, comer bien, no me duermo tarde. Hay que cuidarse muchísimo y cuando sos más joven te sentís inmortal y no es así. Hay que tener una conducta para prepararse y ser constantes”.

Paolo: “La experiencia te hace ir dando cuenta lo que te hace bien y que hay que tener conducta. Ahora soy más consciente que hay que cuidarse siempre. Hay que prevenir lesiones y poder rendir bien en la cancha haciendo las cosas correctamente. He modificado mi forma de alimentarme, estoy atento al descanso y me privo de cosas que antes tal vez hacía y ahora ya no”.

LOS JUGADORES JÓVENES

Martín: “Me gusta hablar con los chicos como me hablaron a mi también cuando era joven. Mi mensaje es que hay que dedicarse a esto a full, no es a medias. Hay que sacrificarse, se puede disfrutar pero hay que trabajar mucho, ser constantes y estar en los detalles que marcan la diferencia. Yo siempre fui de cuidarme, vivía con el básquet y no disfruté tanto de salir. Cuando sos chico te sentís inmortal, pero hay que cuidarse porque les va a servir para el resto de la carrera”.

Paolo: “Todo ha cambiado. Los jóvenes hoy tienen acceso a muchas cosas, manejan un dinero que los puede marear en algunos casos. Creo que deberían “comer un poco más de tierra”, se los ve relajados en general. Nosotros fuimos jóvenes y siempre quisimos progresar y yo veo que hoy les cuesta tener constancia en el trabajo. Yo les recomendaría que siempre entrenen al 100% y que realicen trabajos extras. Es muy importante que incorporen hábitos, no es fácil pero cuanto más rápido los incorporás es mejor”.

Martín: “No es fácil concientizar a los jóvenes. Tampoco se tienen que presionar con que tienen que llegar y crecer rápido. Algunos pegan el salto, crecen o progresan a los 20, otros a los 21 o de más grandes. No hay una edad justa para “llegar”, cada uno tiene sus tiempos. Es bueno tener jugadores grandes o entrenadores que los acompañen. Todo lo que podamos hacer nosotros para ayudarlos, lo hacemos. No me gusta hablar desde el lado del “profesor” sino desde lo que me pasó, lo que viví, la experiencia. Tratamos de aportar lo que pueda sumar”.

Ambos coincidieron en la importancia del estudio en los jóvenes y que se puede, con mucho esfuerzo, estudiar y jugar al básquet. Mínimamente dijeron, “hay que terminar la secundaria”.

EL RETIRO MÁS CERCA: ETAPA FINAL DE LA CARRERA Y VISIÓN DE FUTURO

Paolo: “He tomado conciencia que estoy en los últimos años. Todo dependerá de las ganas y de cómo me sienta. Hoy sigo amando este deporte, me cuido, me encanta competir y estoy disfrutando. Aprovecho lo poco que me queda y estoy pensando en lo que quiero hacer a futuro, cómo invertir el dinero ganado. Yo digo que cuando me retire empieza la otra vida que es tan difícil como la que vivimos hasta acá. Podría seguir vinculado al básquet pero también pienso en hacer otras cosas.

Martín: “Tengo varias ideas para cuando me retire. Aún me siento muy bien y quiero seguir compitiendo en alto nivel. Me gustaría seguir vinculado al básquet y trabajar en la Asociación de Jugadores es una de las ideas. Hay que prepararse para el momento del retiro. Tengo varios proyectos y eso es importante”.

LA LIGA, FORMATO DE JUEGO E INFRAESTRUCTURA

Martín: “No me convence este formato de competencia, son muchos partidos y me preocupa mucho que hay poca gente en la cancha. Nosotros vivimos de la gente y ver que en la calle la gente te pregunta “cuándo juega el equipo” es triste. Hay que buscarle la vuelta para que la gente no se pierda y que el público vuelva a la cancha. Es lo mejor para todos, que los estadios estén completos”.

Paolo: “Coincido con Martín con lo del formato y además hago hincapié en el tema infraestructura. Acá se juega en verano y a veces es inhumano por el calor jugar y entrenar. Sé que no es simple y que se ha mejorado, pero hay mucho aún por hacer. Acá miramos mucho a España y allá ponen lo mejor para que el jugador compita. Sé que lleva tiempo, pero hay que prestar mucha atención a ese tema”.

Nota y foto: Julián Olmedo, prensa AdJ

Comparte en redes sociales:

noticias

 
Entre expectativas y preocupaciones
Comienza una nueva temporada de Liga Nacional con algunos cambios que generan expectativas pero con preocupaciones por el armado de los planteles al inicio.
Equipos y formato del Torneo Federal 17/18
El viernes 13 de octubre arranca el Torneo Federal con la participación de 64 equipos que estarán divididos en siete Divisiones. Conocé el formato de disputa y el listado de los clubes participantes.
La Liga Argentina se jugará con 28 equipos
La Asociación de Clubes de Básquetbol (AdC) comunicó oficialmente que la competencia 2017/18 de La Liga Argentina se disputará con 28 equipos, divididos en dos conferencias y cuatro divisiones. El Campeón subirá a la Liga Nacional. 
“Era petiso y flaco, me decían que no iba a poder jugar”
Lucio Redivo vive un momento especial en su carrera, inesperado por él mismo desde el inicio. Con su juego y esfuerzo fue figura de Bahía Básket, debutó en la Selección Argentina y fue contratado por el Bilbao de la ACB. Todo en esta charla profunda con el escolta.
Los argentinos en la Liga Sudamericana
FIBA dio a conocer los grupos y sedes de la próxima edición de la Liga Sudamericana que arrancará en octubre con la participación de Quilmes de Mar del Plata, San Martín de Corrientes y Estudiantes de Concordia.
“Tengo un trabajo increíble”
Emanuel Ginóbili se comunicó con los fanáticos a través del Facebook de La Nación y habló de todo. Su decisión de seguir en la NBA, la Selección Argentina, las vacaciones con ex compañeros de la Generación Dorada y mucho más.