La Universidad de ATP y el TAP

Todos los años desde 1990, la ATP impulsa y desarrolla su Universidad para jóvenes tenistas. La mayoría de los temas coinciden con los que desarrollamos en el TAP, el Programa de Transición al Profesionalismo. Preparar a jóvenes profesionales para su mejor crecimiento deportivo y humano, el gran objetivo.

En una nota escrita recientemente por Sebastián Torok publicada en canchallena.com, el periodista cuenta la manera en la que funciona la Universidad de la ATP para jóvenes tenistas.

Es un sistema parecido al Programa de Transición al Profesionalismo, que la Asociación de Jugadores de Básquet viene organizando desde el año 2010 y ya tiene 7 ediciones.

En el inicio, el TAP, idea traída por Luis Scola directamente desde la NBA, se orientaba solamente hacia los jugadores de básquet jóvenes de nuestro país. Hace algunas ediciones, se sumó el ENARD (Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo) en la organización y desarrollo y lo acercó a otros deportes individualesy de equipo: rugby, handball, beach volley, golf, tenis, fútbol, natación, canotaje, atletismo, boxeo, judo, taekwondo, yachting, ciclismo y atletismo, entre otros.

El Programa TAP, es un emprendimiento del deporte nacional que tiene por objetivo brindar a los atletas, en su etapa de desarrollo y transición al profesionalismo, las herramientas necesarias para la toma de decisiones de cara al mejoramiento de su futuro deportivo y humano.

En esta nota escirta por Sebastián Torok de canchallena.com (donde hace mención al TAP en Argentina), se describe cómo funciona la Universidad de ATP. Aquí, lo más importante de la publicación.

Responsabilidades. Derechos. Consecuencias. Obligaciones. Situaciones, en definitiva, que los tenistas profesionales deben enfrentar una vez que ingresan en el exigente circuito y que son parte de la periferia de lo que sucede en un court. Claro, no todos están preparados intelectual y anímicamente para afrontar los apremios del tour, para saber cómo actuar ante diversos escenarios. Por ello, año tras año y desde 1990, la ATP impulsa su Universidad, un programa de participación obligatoria destinado, por lo general, a jugadores jóvenes, del top 200 en singles y del top 100 en dobles. Es habitual que se realicen dos cursos anuales, uno mientras se disputa el Masters 1000 de Miami y otro en el final de la temporada, en Londres, durante el Masters. Hace unos días, el JW Marriott Marquis, un hotel de lujo ubicado en Biscayne Boulevard, fue la sede, durante tres días, de un nuevo curso, en el que se «graduaron» 23 jugadores, cuatro de ellos argentinos: Facundo Bagnis (25 años), Renzo Olivo (23), Guido Pella (24) y Facundo Argüello (22).

, son los temas que se exponen durante la Universidad ATP, un programa que tiene paralelismos en la NBA y el golf. Incluso en la Argentina ya se realizaron varias ediciones del TAP (Transición al Profesionalismo), un plan similar dedicado para atletas de distintos deportes y que impulsó Luis Scola, el capitán del seleccionado de básquetbol.

«Las clases son rigurosas, comienzan a las 9, pero intentamos coordinar todo para no afectar los entrenamientos de cada uno. Al mismo tiempo, intentamos que se puedan divertir, interactuar, lograr buenas relaciones entre ellos. Esta vez fuimos todos juntos a ver un partido de Miami Heat. También intentamos entrar en discusiones, porque nos permiten mejorar, a ellos y a nosotros», le explicó a La Nacion el mexicano Mario Vergara, director de Player Relations de la ATP. Y añadió: «El principal objetivo es darles una educación, tratar de que entiendan sus responsabilidades, la magnitud de sus hechos y les presentamos ejemplos concretos. Hacemos foco en puntos muy importantes, como la presentación de antidoping y de anticorrupción. Intentamos que los jugadores se cubran en todos los aspectos y que sepan que tenemos tolerancia cero en estos aspectos. Les damos bastante información y estamos disponibles a todas las preguntas adicionales».

       

noticias

 
Nuevo servicio Adj: Paula Amiano, nutricionista deportiva
La alimentación es uno de los puntos más importantes en la vida profesional de los jugadores y en los últimos años se han dado pasos adelante concientizando a los atletas sobre el valor que tiene este punto en el rendimiento. Para ello, desde AdJ, invitamos a Paula Amiano, nutricionista deportiva vinculada con el básquet, a sumar su conocimiento para nuestros socios. 
Paolo Quinteros: “Quiero ayudar a los más jóvenes y aportar mi experiencia desde la AdJ”
Es uno de los símbolos de la Liga Nacional, identificado hace años con Regatas de Corrientes, respetado por sus pares, ejemplo para muchos. Paolo Quinteros, con 42 años, no sólo arrancó la temporada en búsqueda de un nuevo título, sino que a la vez se esfuerza por completar la carrera de Martillero Público y formalmente se incorporó a la AdJ como Secretario de la institución.
¡Éxitos para todos en el inicio de una nueva Liga Nacional!
Desde la Asociación de Jugadores enviamos nuestros mejores deseos para todos los que trabajan en la competencia, especialmente a los JUGADORES de los 20 equipos. Celebramos el inicio de una nueva temporada.
El «profe» Bastarrica y las claves para el jugador en pretemporada
El arranque del trabajo en los clubes de cara a nuevos desafíos siempre genera grandes expectativas, motivaciones renovadas. Sin embargo, las exigencias en las pretemporadas son fuertes y se sienten. Hablamos con el preparador físico de San Lorenzo para que nos de algunas claves: entrenamiento, prevención de lesiones, cuidados, recuperación y mucho más.
Asamblea AdJ: se designaron nuevas autoridades
Se llevó a cabo la Asamblea General Ordinaria de la Asociación de Jugadores donde quedó conformada la nueva Comisión Directiva y se aprobaron las presentaciones de Memoria y Balance de los años 2019 y 2020. Diego Prego fue designado Presidente de la AdJ y Paolo Quinteros será el Secretario.
Lautaro Cisterna, el básquet entre el estudio y el trabajo
Lautaro Cisterna es uno de los referentes del básquet capitalino con paso por varios clubes jugando el Torneo Federal y siendo protagonista en cada temporada. Con 26 años, el actual base de Vélez, se esfuerza por mostrar su mejor versión en el deporte además de multiplicarse para estudiar y trabajar. "Soy un convencido que con esfuerzo se puede hacer todo".